Víctor Kravchenko – Filosoqué?

Víctor Kravchenko fue un diplomático soviético que, en 1944, en Nueva York, mientras formaba parte de una delegación soviética destinada en Estados Unidos para llevar a cabo grandes compras para el esfuerzo bélico, desertó de la URSS y escribió I choose freedom. Este libro fue el primer informe substancial de los horrores del estalinismo que llegó a Occidente, con una descripción detallada de las colectivizaciones forzadas y las hambrunas masivas en Ucrania, en las que el mismo Kravchenko participó.

Normalmente, el interés que el mundo occidental tuvo en Kravchenko terminó en 1949, cuando ganó el gran juicio contra sus acusadores soviéticos en París. Pero lo que es mucho menos conocido es que, justo después de su victoria judicial en París, cuando Kravchenko era considerado por todo el mundo como un héroe de la guerra fría, eso sí, visto desde el lado occidental, se preocupó profundamente sobre la caza de brujas anticomunista que estaba llevando a cabo McCarthy. El desertor soviético advirtió sobre esta situación, tal manera de luchar contra el estalinismo corría el riesgo de llegar a parecerse demasiado a su oponente. También empezó a ser cada vez más consciente de las injusticias del mundo occidental y, después de ver esta situación, escribió una secuela de su primera obra, I choose justice, un título elocuente mediante el cual Kravchenko se comprometió en una cruzada para encontrar una nueva forma menos explotadora de la organización de la producción.

Esto lo condujo a Sudamérica, concretamente a Perú y Bolivia, donde invirtió y perdió todo el dinero que había conseguido gracias a los derechos de su libro I choose freedom, que, por entonces, ya era considerado una de las obras de referencia del anticomunismo. Esta inversión la dedicó a organizar a los granjeros pobres en colectivos nuevos. El fracaso de esta iniciativa de Kravchenko pudo deberse tanto a la presión agresiva de algunos gobiernos, como a la obstrucción oficial, las actividades algo oscuras de algunos de sus socios o, también, a la presión del KGB.

Sea como fuere, Kravchenko, arruinado, regresó a Nueva York, donde se suicidó en 1966.
Kravchenko es un personaje que merece nuestra atención. Fue un hombre que persiguió la justicia, y ello lo condujo a denunciar los actos horribles que estaban sucediendo en la Unión Soviética, pero este acto mismo se puede considerar un acto genuino de protesta comunista en contra de la injusticia. Quizá es gente así lo que realmente necesitamos en nuestro tiempo.

Fuentes:

http://www.youtube.com/watch?v=k-8oD9TwpYs

Wikipedia.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: