Si nos vamos al RAE, un aforismo es una sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte. Del latín aphorismus, y este del griego ?φορισμ?ς (definir), un aforismo es una declaración breve que pretende expresar un principio de una manera concisa, coherente y en apariencia cerrada.

Parece que el término «aforismo» fue utilizado por primera vez por Hipócrates como una serie de proposiciones relativas a los síntomas y al diagnóstico de enfermedades. El concepto fue aplicado después a la ciencia física y, posteriormente, generalizado a todo tipo de principios. En la actualidad se considera que, gracias a las redes sociales como Twitter y otros servicios de microblogging, con su limitación de espacio para escribir, este estilo de escritura está viviendo un inesperado renacimiento.

Algunos ejemplos de aforismos serían:

  • En caso de duda, no todo va mal.
  • Sin sentido del humor, los otros sentidos son vulgares.

Nos ha gusta mucho la segunda, ya que según Gabilondo, «el sentido del humor es la distancia de uno respecto de sí mismo».